Blog

Información interesante sobre temas relacionados con nuestra empresa

20 consejos para ahorrar agua en casa

Sabemos que ahorrar es uno de los principales objetivos de las personas. Corren tiempos difíciles y cuanto mayor sea nuestro colchón de seguridad para hacer frente a imprevistos, mucho mejor. Por esta razón, en esta ocasión vamos a repasar algunos consejos para ahorrar agua en nuestro día a día de forma muy sencilla.

Para conseguir nuestra meta de la forma más eficiente posible dividiremos los consejos en función de la parte de la casa en la que nos encontremos, ya que no es lo mismo ahorrar agua en la cocina que en el jardín, por ejemplo.

Consejos para ahorrar agua en la cocina

  • Deja correr el agua del grifo solo para enjuagar los platos y cierra el grifo mientras los enjabonas.
  • Evita que los grifos goteen cuando no los estás empleando.
  • Utiliza el lavavajillas sólo cuando esté completamente lleno y utilizando un programa economizador del agua.
  • Lava las frutas y verduras en un recipiente y no bajo el grifo abierto. Para descongelar alimentos puedes hacer lo mismo.
  • Utiliza el agua del punto anterior para regar las plantas.
  • Remoja las ollas y sartenes unos minutos antes de fregarlas para evitar el gasto desproporcionado de agua

Consejos para ahorrar agua en el baño

  • Cierra el grifo mientras te afeitas o te lavas los dientes.
  • Apaga la ducha mientras te lavas el pelo.
  • Dúchate en lugar de bañarte y no estés demasiado tiempo bajo la ducha. De ser posible, reduce la duración un par de minutos.
  • Vigila que el tanque del inodoro no tenga fugas de agua. Controla también que la cadena se cierra al vaciarse el tanque.
  • Tira el papel higiénico en la papelera y no en el inodoro, evitando así el uso absurdo del mismo.
  • Instala un difusor en la boquilla de la ducha y reduce su consumo a la mitad sin darte cuenta.

Consejos para ahorrar agua en el jardín

  • Riega el césped y las plantas por la mañana o por la noche, evitando las horas de mayor evaporación del agua.
  • Revisa fugas en grifos, mangueras, bombas de agua… Al estar en el jardín es fácil que no nos demos cuenta si hay una avería.
  • Usa una escoba en lugar de la manguera para limpiar exteriores y barrer hojas.
  • Riega a mano las zonas pequeñas y con aspersores las de mayor tamaño. Programa estos últimos y úsalos de manera eficiente siguiendo los consejos del fabricante.
  • Tenga el césped limpio de vegetación y de arbustos, sobre todo en zonas de pendiente y más complicadas de regar.

 

Información obtenida sin ánimo de lucro y sólo con fines informativos de: www.zaplo.es
Imágenes obtenidas de: www.pixebay.com